Itinerarios

Notre Dame. Nuestra Señora de París (1160-1260). Casi un milenio de historia.

Comparte

París llora y reza. Lo espiritual pervive.

La histórica Catedral, “símbolo del cristianismo en Francia y en el mundo”, consumida en parte por las llamas.

Gran catedral medieval en el corazón de París. Con 13 millones de visitantes anuales, es el monumento más visitado de Europa y el edificio gótico más famoso en todo el mundo.

De la homilía del papa Benedicto XVI en la catedral de Notre Dame de París.

La última vez que un Papa entró en la catedral de Notre Dame fue en 2008. Benedicto XVI viajó a Francia y pasó por París y Lourdes.

En la grandiosa catedral gótica se inclinó ante las reliquias de la corona de espinas, que se salvaron del reciente incendio, y rezó las vísperas junto a religiosas, sacerdotes y diáconos.

BENEDICTO XVI
“La fe de la Edad Media edificó catedrales, y vuestros antepasados vinieron aquí para alabar a Dios, encomendarle sus esperanzas y profesarle su amor. Grandes acontecimientos religiosos y civiles se desarrollaron en este santuario”.

Benedicto XVI visitó Francia con motivo del 150 aniversario de las apariciones de Lourdes. Aún hoy el papa emérito tiene esta advocación muy presente, pues en los jardines vaticanos rezaba ante una imagen suya.

Benedicto XVI

“Estamos en la Iglesia Madre de la Diócesis de París, la catedral de Notre-Dame, que se yergue en el corazón de la cité como un signo vivo de la presencia de Dios en medio de los hombres. Mi Predecesor Alejandro III puso la primera piedra, los Papas Pío VII y Juan Pablo II la honraron con su visita, y estoy feliz de seguir sus huellas, después de haber estado aquí hace un cuarto de siglo para dictar una conferencia sobre catequesis. Es difícil no dar gracias a Aquel que ha creado tanto la materia como el espíritu, por la belleza del edificio que nos acoge.

La fe de la Edad Media edificó catedrales, y vuestros antepasados vinieron aquí para alabar a Dios, encomendarle sus esperanzas y profesarle su amor. Grandes acontecimientos religiosos y civiles se desarrollaron en este santuario, en el que los arquitectos, los pintores, los escultores y los músicos aportaron lo mejor de sí mismos. El arte, camino hacia Dios, y la oración coral, alabanza de la Iglesia al Creador, ayudaron a Paul Claudel, que asistía a las Vísperas del día de Navidad de 1886, a encontrar el camino hacia una experiencia personal de Dios.

Bajo las bóvedas de esta histórica catedral, testigo de la constante comunicación que Dios ha querido entablar entre los hombres y Él, la Palabra acaba de resonar bajo estas bóvedas para ser la materia de nuestro sacrificio vespertino, evidenciado por la ofrenda del incienso que hace visible la alabanza a Dios. Providencialmente, las palabras del salmista describen la emoción de nuestra alma con una precisión que no nos habríamos atrevido a imaginar: “¡Qué alegría cuando me dijeron: ‘Vamos a la casa del Señor’!” (Sal 121,1)”

La mirada de tres Papas sobre Notre Dame de París.

“Es un himno vivo de piedra y de luz para alabanza de este acto único de la historia humana: la Palabra eterna de Dios entrando en la historia de los hombres en la plenitud de los tiempos para rescatarlos por la ofrenda de sí mismo en el sacrificio de la Cruz” (Benedicto XVI).

Galería de fotos

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Puentes sobre el río Duero en La Vid (Burgos). Ribera del Duero Burgalesa.
Magna Mariana en Ceuta con su Patrona, la Virgen de África.
‘This is Spain’, promociona valores en España. España Global.

Deja tu comentario

*