Misión

Misioneros burgaleses: Jesús Ruiz Molina, obispo de Bangassou (R. Centroafricana).

Comparte

Jesús Ruiz Molina es misionero comboniano, natural de La Cueva de Roa, está sirviendo en esa diócesis centroafricana.

A partir del minuto 40′.

A partir del minuto 9′:45»

Un misionero de Burgos, obispo auxiliar de la diócesis centroafricana de Bangassou

El papa Francisco nombró en 2017 obispo auxiliar de la diócesis de Baangassou (República Centroafricana) al padre comboniano Jesús Ruiz Molina, párroco en Moungoumba, vicario foráneo y coordinador diocesano de la Comisión para la Catequesis de la Diócesis de M’Baïki. Se le ha asignado la sede titular de Are de Mauritania.

El nuevo obispo nació el 23 de enero de 1959 en La Cueva de Roa, en la diócesis de Burgos, donde estudió tanto en el Seminario Menor como luego en el Seminario Mayor. Completó sus estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de Moncada y amplió sus estudios de Teología en París y posteriormente en Salamanca. Hizo sus primeros votos el 25 de mayo de 1985, y los votos solemnes el 24 de abril de 1988. Fue ordenado sacerdote 11 de julio 1987.

Jesús Ruiz Molina fue formador en el postulantado comboniano y responsable de los Laicos Misioneros Combonianos  en España entre los años 2002-2008 y provincial de la nueva Provincia en el Chad en 2008. De 2013 a 2015 fue también consejero de la Delegación de la congregación en África Central.

El misionero burgalés apoyará en su tarea pastoral a otro comboniano español, el cordobés Juan José Aguirre, en una diócesis especialmente convulsa donde el propio obispo ha actuado en diversas ocasiones como escudo humano para evitar masacres contra la población musulmana por la llamada milicia anti-balaka.

Fuente: Archiburgos.

Mons. Ruiz Molina, que lleva 31 años de misionero en Chad y República Centroafricana, ve el Mes Misionero Extraordinario como un momento para impulsar “la gran potencialidad de África, el continente olvidado”, una tierra donde se hacen presentes situaciones humanas al límite, “desafíos muy importantes ante los que el Evangelio nos propone una luz”. El comboniano de origen burgalés, a la luz de la Maximum Ilud, recordaba que “solamente una Iglesia que vive la misión puede considerarse Iglesia”. Junto con ello, mostraba las dificultades por las que pasa la Iglesia en aquel país, poniendo como ejemplo las recientes reacciones ante una carta pastoral del episcopado, que ha llevado a algunos a decir “ahora quememos las Iglesias”.

Fuente: Religión Digital.

Más info en esta web

72 Semana Española de Misionología. “Misión ad gentes, futuro de la Iglesia”.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Escuchar las voces de la fe de las mujeres. Participación y liderazgo.
Campaña de matriculaciones 2019: «Espacio de Crecimiento».
«Gracias a la Virgen experimenté lo que es ser feliz». Javier González García.

Deja tu comentario

*