Catequesis

Life Teen European Training 2018 y experiencias.

Comparte

Fin de semana de formación LifeTeen.

Por tercer año, el Life Teen European Training, una de las citas referentes para catequistas, sacerdotes y personas involucradas en pastoral juvenil, tuvo lugar en España. Del 2-4 de marzo de 2018, en Montserrat, más de 200 personas de toda Europa se formaron, rezaron y convivieron juntos en un fin de semana.

Life Teen es un método de evangelización para jóvenes. Compartimos el Testimonio de jóvenes de la Parroquia Cristo Sacerdote de Madrid, participantes del fin de semana:

Del 2 al 4 de marzo, los catequistas de adolescentes de la parroquia han participado en el LifeTeen European Training con otros 220 catequistas de toda Europa que utilizan este método de evangelización para jóvenes.

Además del encuentro, la convivencia, la oración, las confesiones y la Eucaristía, tuvimos varias charlas en las que aprendimos cómo hablar el lenguaje de los adolescentes de hoy día para que abran el corazón a Cristo, cómo mejorar su acompañamiento espiritual, cómo ayudar a que recen en la Adoración del Santísimo con la “táctica” del XLT (ex-al-ti en inglés, como juego de palabras para referirse a “exaltar al Señor”), cómo conocer los dones, talentos y personalidades de los catequistas para organizar mejor el trabajo en equipo, cómo aprovechar mejor todos los recursos y técnicas que nos ofrece LifeTeen, y un montón de cosas más. #LifeTeenET2018. Más info sobre Life Teen.

Encuentro Europeo de LifeTeen en Montserrat: ¿por qué este método joven funciona tan bien en España?

Life Teen: una pastoral juvenil actual.

Testimonio de Laura Atas, Parroquia san Cosme y san Damián, Burgos. Life Teen es una metodología de catequesis proveniente de Estados Unidos, y que se está comenzando a implantar en algunas parroquias de nuestro país. Desde Barcelona, que fue donde se iniciaron los grupos, son cada vez más las diócesis que muestra interés en aplicar este método.

Experiencia en la Parroquia de San Benito (Murcia).

Acercar los jóvenes a Cristo. Es el objetivo de LIFE TEEN, un método catequético que está dinamizando las parroquias y provocando gran aceptación entre adolescentes y jóvenes. Conocemos cómo funciona en la parroquia San Benito de Murcia.

Experiencia en la Parroquia del Santo Cristo de la Misericordia de Valdepeñas (Ciudad Real).

La parroquia del Santo Cristo de la Misericordia de Valdepeñas (Ciudad Real) fue una de las primeras parroquias con Life Teen en España. Empezaron en el curso 2014-1015 y tras tres cursos hablamos con dos de sus core members para que nos compartan su experiencia:
¿Qué os convenció para empezar Life Teen?

M. Carmen – A mí, personalmente, no me tuvieron que convencer de nada, tenía claro que iniciaría el proyecto, pero lo cierto es que la metodología, tan diferente y dinámica me enganchó desde el primer momento

Ceci – A mí, el encontrar muy bien pensado el fundamento del método: el tener en cuenta lo que les cuesta a los chicos de esas edades mantener la atención, y ofrecerles por ello un planteamiento con variedad de formas de participar y de comunicar, todo en la misma sesión. También el hecho de que los materiales descargasen muchísimo el trabajo de preparación para la mayoría, sabiendo que muchos de los catequistas ya están muy pillados con otro tipo de colaboración en la parroquia.

2-. Para vosotros cuáles son las claves para que Life Teen funcione en la parroquia?

M. Carmen – Una de las claves del éxito del Life está en el equipo: en el hecho de que haya un número nutrido de catequistas, y por supuesto, que sea un equipo unido, en el que haya buen entendimiento y amor fraterno.
—  La labor de un buen coordinador/ora también es fundamental.
—  La ilusión, el trabajo y el esfuerzo de todos puesto en cada sesión.

Ceci – Para mí, la sensación que creo que muchos chicos llevan ya de antemano, a causa de todo el recorrido anterior de catequesis, de que la catequesis de la parroquia es un lugar de encuentro, de respeto, en la que los adultos cuidan y acompañan, donde se les valora y se les quiere tal y como son, y donde también se les ha exigido un mínimo de vida sacramental y compromiso. Sin esta base previa, por muy bueno que fuese el método, creo que para empezar no habríamos tenido la asistencia de la cantidad de chicos que hemos venido teniendo en estos años.

Creo que son estos chicos ya “criados” por la parroquia los que han animado a apuntarse a otros que no llevaban ese recorrido. Aparte, es cierto que el método en sí, aparte de lo dicho en la primera pregunta, les ofrece también cosas que ellos valoran: el poder vivir la fe con gente de su edad, el ejemplo de adultos en la fe, los grupitos pequeños, una enseñanza seria pero amena, acompañadas siempre por las magníficas presentaciones en power point de nuestra líder de equipo, el momento de relación lúdica, y el rato de concentrarse en su relación con Jesucristo.

3-. ¿Cómo han vivido los adolescentes estos años de formación?

Ceci – Simplemente he visto algunas chicas con una fe y un compromiso muy firmes para su edad; seguro que la familia ha hecho muchísimo por ello, pero también estoy segura de que para estas chicas el acompañamiento que ofrece Life ha supuesto un gran apoyo

M.Carmen – En estos años hemos tenido de todo, jóvenes que han pasado sin pena ni gloria, y jóvenes que han salido fortalecidos en la fe y siguen en la brecha

4-. ¿Qué es lo mejor que te ha aportado Life Teen como catequista en estos años?

M. Carmen – Gracias al Life Teen he descubierto que soy capaz de desenvolverme con grupos grandes y trabajar en equipo, a estar siempre disponible y aceptar lo que se me está pidiendo en cada momento y cada sesión.

Ceci – El conocer más de cerca a estas edades, el comprobar su hambre de relaciones sanas, verdaderas y profundas, el conocer sus luchas y sus ilusiones, el ver su alegría y entusiasmo. El ejemplo que me dan muchas personas, sobre todo los catequistas, pero también los chicos.El conocer mejor mis cualidades y defectos, al tener que lanzarme a este ruedo donde te implicas con todo tu ser. Me obliga a ser más humilde.

El aprender a rezar por los chicos, sabiendo que, por las pocas sesiones por curso, el papel que juego en sus vidas de una forma directa es verdaderamente mínimo, pero que también estoy ahí para eso, para rezar por ellos de todas formas. La oportunidad de replantearme y “refrescar” continuamente el fundamento de mi fe, de renovar y crecer en mi relación con Dios, de aprender muchas cosas a la vez que los chicos. La maravilla de grupos de catequistas, aunque cambiante, con los que he estado, que han llegado a ser entrañables para mí.

Experiencia en Zamora. Parroquia San Lázaro. 

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Las catequesis de Francisco son preciosas y sencillas. Álvaro Ginel, Presidente AECA.
El Papa catequista y la alegría de los pequeños búlgaros al recibir a Jesús.
‘María en el magisterio de Benedicto XVI y del Papa Francisco’. Gabino Uríbarri.
1 comentario
  • Pilar
    26 diciembre, 2018 al 10:57 pm

    ¡Hola!
    Me llamo Pilar y soy de una parroquia de Chiclana de la Frontera (Cádiz). Llevamos tres años haciendo Life teen en la parroquia con adolescentes y jóvenes y la verdad es que está siendo una experiencia estupenda. Una herramienta para la evangelización de los jóvenes, para que conozcan al Señor por medio de la alegría, la adoración eucarística, la amistad….
    ¡Os lo recomiendo a todos!

Deja tu comentario

*