Tiempo Ordinario

Iglesia samaritana y buena posada. XV Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía en Casa y en la Parroquia.

Iglesia samaritana y buena posada

Lc 10,25-37. Nuevamente leemos el precioso pasaje del Buen Samaritano. La historia la conocemos. Un hombre caído y apaleado en el camino. Un sacerdote que pasa ocupado en sus rezos y en llegar al templo. Un levita que tampoco tiene tiempo de pararse muy ocupado en sus “rollos” de la ley. Y, al final, el mal visto de la sociedad de su tiempo, el que va de rojo de pasión, de entrega, de “des-vivirse” por el hermano caído que ni siquiera conoce, es el que es auténticamente prójimo.

¿Con quién nos identificamos nosotros? ¿Asumimos los colores del Evangelio? ¿El color de Jesús, el Buen Samaritano por excelencia?

Una parábola para encarnarla en nuestro día a día. Seamos Iglesia samaritana e Iglesia buena posada. ¡Adelante!

Fuente: Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

¿Quién es mi prójimo? – 15º Domingo Tiempo Ordinario, Ciclo C

Lc 10,25-37. El amor que Jesús nos propone en este Evangelio es un amor que tiende puentes. El amor de una gran familia donde todas las personas se tienen que sentir en casa, sin importar dónde se encuentren. La existencia de cada uno de nosotros está ligada a la de los demás, no podemos abandonar ni perder a nadie en el camino. Mirar con el corazón, empatizar con nuestros hermanos, hacernos cargo de la realidad, ¿me golpea a mí también el sufrimiento de los demás? ¿Hago mío, siento, este sufrimiento? Acercarnos, preguntar, preocuparnos por los demás puede ser el acto más revolucionario. Jesús nos propone empezar a construir una sociedad nueva, donde todas las personas son acogidas con amor, vengan de donde vengan.

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

 151 visualizaciones totales,  1 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Cristo Rey, escudo de los olvidados. Domingo de Cristo Rey del Universo.
Eres pan bajado del cielo. XIX Domingo del T. Ordinario. Ciclo B.
¿Dónde eliges poner tu corazón? Domingo XXV del T.O. Ciclo C.

Deja tu comentario

*