Amigos Biografía San Agustín Vocación

Fiesta de Todos los Santos: la felicidad de la amistad con Dios y la alegría de vivir.

Comparte

Los santos vuelan alto porque dejaron que Jesús les diera un corazón grande para amar.

El 1 de noviembre celebramos solemnemente la Fiesta de Todos los Santos para resaltar la vocación universal a la santidad (Concilio Vaticano II, LG 39): “Todos en la Iglesia son llamados a la santidad, según aquello del Apóstol: “Porque ésta es la voluntad de Dios, vuestra santificación” (1 Tes 4, 3; Ef 1, 4).

Los santos no son seres perfectos e inimitables. No son personas de una virtud imposible. Más bien son gente de carne y hueso, con luces y sombras, pero que encontraron en el evangelio una manera de amar que hizo que sus vidas transparentasen a Dios. Y de esos hay muchos.

Dichosos, felices, bienaventurados

“Al ver Jesús el gentío, subió a la montaña, se sentó, y se acercaron sus discípulos. Él se puso a hablar, enseñándoles: “Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos los que lloran, porque ellos serán consolados. Dichosos los sufridos, porque ellos heredarán la tierra. Dichosos los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados. Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán los Hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo”. (Mt 5, 1-12).

Las Bienaventuranzas son el carné de identidad del cristiano (Papa Francisco).

Ceutatv. Alumnos del Colegio San Agustín de Ceuta han celebrado en la mañana de este miércoles de un modo muy especial la festividad de Todos Los Santos: encarnando a personajes del santoral como san Daniel, san Juan Pablo II o, por supuesto, san Agustín. Una iniciativa en la que ha participado la mitad del alumnado.

Hemos sido creados para la amistad con Dios y para llevar a todos la alegría de vivir. 

 

Más información

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
San Pablo VI y santa Mónica. Santa Mónica siempre junto a su hijo a san Agustín.
Corazón misionero en Aljaraque, Bellavista y Corrales (Huelva) España. 21 octubre.
34 años sirviendo al Pueblo de Dios. Alabanza y gratitud.

Deja tu comentario

*