Cuaresma-Pascua

Escuchar a Jesús. II Domingo Cuaresma, Ciclo C.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía en Casa y en la Parroquia.

Homilía del Papa Francisco en la Eucaristía por el 400º aniversario de la Canonización de san Ignacio de Loyola, santa Teresa de Jesús, san Francisco Javier, san Isidro Labrador y san Felipe Neri (1422 -12 marzo- 2022). Minutos: 18,54 – 32,18.

Escuchar a Jesús

Lc 9, 28b-36. Subamos en este tiempo de cuaresma a la montaña a orar, a encontrarnos con Jesús, para tener la experiencia de su gloria y así poder afrontar los desafíos del día a día en el duro camino hacia la cruz. Tiempo para escuchar con serenidad a Jesús, que ahora es un verbo esencial en la Iglesia.

Necesitamos ver la luz resplandeciente de Jesús, que venza nuestra mirada miope y gris. Luz que ilumine la oscuridad que a veces parece envolver la realidad y el transcurrir del día a día. Envueltos en tantas crisis, necesitamos que esa luz resplandeciente nos impulse desde la alegría y la esperanza.

Y luego bajar del monte, porque lo nuestro no es estar arriba sino abajo, no quedarnos en las nubes sino convivir y comprometernos con los peregrinos de la tierra, especialmente con nuestros hermanos que sufren en Ucraina y que se ven dispersos ahora por otros pueblos de Europa.

Fuente: Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Cambios – 2º Domingo de Cuaresma, Ciclo C

Lc 9,28b-36. La voz del Padre que reconoce la misión de Jesús supone un cambio en la vida de los discípulos. Reconocer a Jesús como el enviado del Padre, como el Hijo amado, sigue cambiando la vida de millones de personas en el mundo. ¿Cambiará también la tuya?

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
Mirar por los cristales de la fe. Jesús sana. 4º Domingo de Cuaresma, Ciclo A.
Los siete dones del Espíritu Santo, símbolo de plenitud y totalidad
Habitas en mí. Sexto Domingo de Pascua. Ciclo C. 

Deja tu comentario

*