Papa Francisco

El sacramento de la reconciliación. Video del Papa Francisco 3 – Marzo 2021.

Comparte

Recemos para que vivamos el sacramento de la reconciliación con renovada profundidad y para saborear el perdón y la infinita misericordia de Dios. Y recemos para que Dios dé a su Iglesia sacerdotes misericordiosos y no torturadores.

Cuando yo voy a confesarme es para sanarme, para curar mi alma.
Para salir con más salud espiritual. Para pasar de la miseria a la misericordia.
El centro de la confesión no son los pecados que decimos, sino el amor divino que recibimos y que siempre necesitamos.
El centro de la confesión es Jesús que nos espera, nos escucha y nos perdona.
Recuerden esto: En el corazón de Dios estamos nosotros antes que nuestras equivocaciones.
Y recemos para que vivamos el sacramento de la reconciliación con renovada profundidad y para saborear el perdón y la infinita misericordia de Dios. Y recemos para que Dios dé a su Iglesia sacerdotes misericordiosos y no torturadores.

Por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración):

Papa Francisco – Marzo 2021.

Papa Francisco pide que los sacerdotes muestren la misericordia de Dios


El Video del Papa
 de marzo ha sido publicado con la intención de oración que el Santo Padre confía a toda la Iglesia Católica a través de la Red Mundial de Oración del Papa.

Se trata de un mensaje lleno de esperanza, en el que invita a redescubrir la fuerza de renovación personal que tiene el sacramento de la confesión en nuestra vida. «Recemos para que vivamos el sacramento de la Reconciliación con renovada profundidad y para saborear el perdón y la infinita misericordia de Dios», pide Francisco.

El video de este mes se abre con él mismo yendo a confesarse, «para sanarme, para curar mi alma».

«Jesús nos espera, nos escucha y nos perdona»

«En el corazón de Dios estamos nosotros antes que nuestras equivocaciones», dice el Santo Padre en El Video del Papa; destacando una vez más la fuerza que tiene el amor de Dios sobre nuestro ser y nuestro actuar.

Recibir este sacramento no se trata de erigirse ante un juez, sino de acudir a un encuentro de amor ante un Padre que nos recibe y nos perdona siempre. “El centro de la confesión no son los pecados que decimos, sino el amor divino que recibimos y que siempre necesitamos”, agrega Francisco.

Y ese amor está antes que todo, antes que los errores, las reglas, los juicios y las caídas.

El P. Frédéric Fornos S.J., Director Internacional de la Red Mundial de Oración del Papa, recordó las últimas palabras de Francisco: «Recemos para que Dios dé a su Iglesia sacerdotes misericordiosos y no torturadores«.

Y agregó: «No es la primera vez que el Papa pide esta gracia. Como el buen pastor conoce el sufrimiento de la gente, sus pecados, su necesidad de encontrar ‘ministros de la misericordia’.»

Fuente: Aleteia.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Statio Orbis. Momento extraordinario de oración en tiempos de pandemia.
Internet y las redes sociales son un don y una gran responsabilidad.
Papa Francisco: Reconozcamos y erradiquemos los ídolos.

Deja tu comentario

*