Biografía Discipulado

El arte de la meditación. La aventura del silencio interior.

Comparte

La aventura de morirse a uno mismo para renacer

Meditar es abrazarse a uno mismo. Haces de este mundo un abrazo. Es una práctica de silenciamiento fecundo. Es un arte no una técnica; es una vocación (voz interior o conciencia, respuesta a la sed de ser), es un oficio (una práctica cotidiana constante o disciplinada y humilde) y es un estilo de vida (receptivo, acogedor,…). 

Meditador es un artista que vive espiritualmente, es un buen discípulo. Ser discípulo es tener un maestro y un camino. La meditación sea una gran aventura, la aventura de perderse a uno mismo, pero solo el que se pierde se gana. La aventura de morir a uno mismo, pero solo el que muere resucita. Solo lo esencial es invisible a los ojos. 

Lectura recomendada: * Pablo D’Ors (2012): Biografía del silencio. Breve ensayo sobre la meditación.


El poder transformador del silencio: nos cambia a nosotros.

P.José Luis Miguel González,OSA

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
¿Viviste alguna vez la experiencia de ‘Ejercicios Espirituales’? Hazte este regalo.
«San Juan de Sahagún». Nueva Provincia de la Orden de San Agustín en España.
Encuentro de Fe y Amistad-VoluntAMaMi. Canta y camina con S.Agustín. 26 octubre.

Deja tu comentario

*