Amigos San Agustín VoluntAMaMi

Día de los Amigos Agustinianos. Santos Alipio y Posidio. 16 de mayo

Comparte

Hermanos del corazón, unidos por Aquel que hace de muchas almas una sola

Alipio y Posidio fueron dos grandes amigos de san Agustín, que compartieron con él la experiencia de vida religiosa y el ministerio episcopal. Alipio se bautizó en Milán junto a san Agustín y su hijo Adeodato en 387 y llegó a ser obispo de Tagaste. Posidio, biógrafo de san Agustín, fue obispo de Cálama. Hoy recordamos a estos amigos, unidos por Aquél que hace de muchas almas, una sola.

16 de Mayo: Santos Alipio y Posidio. Día del Amigo Agustiniano

Sus nombres van íntimamente unidos al de san Agustín, como religiosos y como obispos. Los dos fueron amigos entrañables de san Agustín y con él recorrieron gran parte de su vida: amigos en la adolescencia, uno, en la madurez, los dos amigos de estudiantes, después como religiosos. Amigos en las dudas, en la conversión y en la vida de fe. Amigos obispos, amigos santos. Alipio “Hermano de mi corazón”; Posidio, su primer biógrafo, declara que vivió “con él en dulce familiaridad casi durante cuarenta años”.

Alipio y Posidio nos invitan a celebrar la Amistad en san Agustín. ¡Cuántos compañeros de la vida son además “Amigos” gracias a San Agustín! Demos gracias a Dios por haberles puesto en nuestro camino, por haber compartido tantas momentos, por sentirles “hermanos del corazón”, por habernos dado cabida en su vida y haber experimentado “la dulce familiaridad”. Ofrezcamos esta Oración por los Amigos y el deseo de que dure para siempre:

Oración por los amigos

Jesucristo, Maestro y amigo: estamos en ruta por un mundo de recelos y desencuentros, nos da miedo la soledad estéril, queremos ir en compañía, juntos, juntos en el amor. Protege nuestra amistad. Hazla cordial en el trato, sincera y fiel en la entrega. Que haya siempre entre nosotros confianza total, intimidad plena. Jamás el temor y la duda. Un solo corazón que comprende y ayuda. Amigos de verdad y de todas las horas. Santa María de la amistad limpia: llévanos a Jesús, unidos en el amor. Amén.

Más información sobre Alipio y Posidio

Augustinians. El recuerdo de los santos Alipio y Posidio está íntimamente unido, como religiosos y obispos, a la figura de san Agustín. Son los dos representantes más cualificados de la herencia agustiniana.

Agustín habla de su amigo Alipio con admiración. Aunque distanciados por la edad, juntos vivieron una juventud azarosa, juntos recibieron el bautismo el 25 de abril del año 387 y también Alipio rigió una diócesis de África. El año 394, cuando Agustín era todavía sacerdote, fue nombrado obispo de Tagaste, pueblo natal de ambos.

Ya obispo, viajó varias veces a Roma, llevando libros de Agustín al Papa Bonifacio. Probablemente murió el 430, el mismo año del fallecimiento de san Agustín. La relación de Posidio con Agustín data, al parecer, de los tiempos de la fundación del primer monasterio de Hipona.Allí vivió hasta que, alrededor del año 400, ocupó como obispo la diócesis de Calama, ciudad de Numidia.

Posidio, Alipio y algún otro obispo, fueron los grandes apoyos de Agustín en su defensa tenaz de la Iglesia católica. Posidio participó en diferentes Concilios y en los años 409 y 410 se le encomendaron misiones oficiales ante el emperador Teodosio II.

Al ser devastada Calama por los vándalos, se retiró a Hipona al lado de su amigo Agustín. Pudo acompañarle en el trance de la muerte y se convirtió así en el primer biógrafo del obispo de Hipona. Regresó a Calama después del incendio de Hipona, pero al oponerse a Genserico, que pretendía imponer la fe arriana en sus dominios, fue expulsado de su sede. La muerte del obispo Posidio se suele situar hacia el año 437.

El culto de estos dos máximos representantes de la herencia monástica de san Agustín fue confirmado por el Papa Clemente X en 1672.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Agosto: mes dedicado a san Agustín. Alegría y alabanza.
Una vida con luz: Cynthia García Egea. Las obras de Misericordia.
Fiestas en honor a San Agustín en Ceuta
12 comentarios
  • Laura Liguori
    20 mayo, 2018 al 11:18 pm

    El amigo agustiniano no es un amigo cualquiera. Es un verdadero amigo de gran corazón inquieto,que sabe dar todo,entrega,fe,valora la amistad como algo tan fuerte como la fe.De ahí, que san Agustín nos enseñó a hacer los amigos, a amarlos por toda la vida, cuidarlos,ir de a dos en el camino de la fe y la amistad, también. He de dar gracias por este día(y todos los días) tan especial, por los amigos que he cosechado desde que, hace más de 30 años conocí a mi maestro de vida, camino,fe y amistad.Gracias, querido José Luis, tú me presentaste a San Agustín,gracias al colegio, Santa Rita. Mi vida es otra;la amistad es un sentimiento inexplicable, hay que vivirla, mi corazón late más rápido y con más fuerza y eso hace que con lo aprendido, deba yo, proteger, cuidar y amar a mis queridos amigos, también, llevarlos al Señor de la mano del maestro.Viva la amistad, el amor, la fe y que el Señor nos siga bendiciendo a todos y a cada uno. Es mi profundo sentimiento y deseo. Que Dios os ilumine siempre.

  • Maria del Huerto
    19 mayo, 2018 al 12:35 am

    “El amigo es un hermano que se elige”, y yo he sido bendecida cuando el Padre José Luis me invitó a formar parte del grupo Canta y Camina , allí están esos hermanos en la fe acompañando con la oración, con sus testimonios de vida y amor, por eso mi agradecimiento a Dios nuestro Señor, a San Agustín que es guía y luz en este caminar y a todos ustedes amigos que son los que hacen que las piedras y escollos se sorteen más fácilmente,!

  • Adriana Bocchio
    18 mayo, 2018 al 2:13 pm

    Tener un amigo es tener un tesoro…gracias Padre José Luis por honrarme con su amistad…a pesar del tiempo y la distancia sé q puedo contar con usted para un sano consejo o el consuelo de sus oraciones cuando estoy atravesando problemas personales y usted sabe q siempre está presente en mis oraciones y en mi corazón…

  • María Laura Porcile
    18 mayo, 2018 al 12:34 pm

    Amistad es una palabra ¡¡¡tan grande!!! Y lamentablemente tan mal usada hoy en día… los verdaderos amigos son los que nos acompañan en las buenas, las malas… a través del tiempo y la distancia… amigos son los que nunca reprochan y saben comprendernos cualquiera sea la circunstancia… por eso debemos saber usar esa palabra inmensa… valorar a los verdaderos amigos, como el Señor que nunca nos abandona y comprende aún nuestras sombras más profundas.
    Bendiciones para todos en este día y sobre todo, a la comunidad agustiniana… especialmente al Padre José Luis, que con su amistad incondicional, siempre está atento al grupo y sus integrantes.
    ¡Brindemos por la verdadera amistad!

  • Majo
    18 mayo, 2018 al 1:07 am

    Amistad, qué bella palabra!!!! Encierra tantos sentimientos y emociones! Hace que nuestro corazón se acelere de alegría!!! Me siento muy agradecida y bendecida por la dicha de tener amigos, de los que vemos con frecuencia, de aquellos a quienes encontramos cada tanto, y de estos amigos digitales , que unidos por la Fe y este maravilloso espacio de encuentro, Canta y Camina, nos comunicamos como si nos conociéramos de siempre! Si Dios quiere, estaré el martes 22 en nuestro querido Colegio Santa Rita, para celebrar los 60 años de su fundación, gran oportunidad de reencuentro con muchos amigos y conocer en persona a Beatriz, por ejemplo! Gracias padre José Luis, usted es ejemplo de corazón inquieto! Y gracias y bendiciones queridos hermanos agustinianos!

  • Shirley Barbosa
    17 mayo, 2018 al 10:08 pm

    “La medida del Amor es Amar sin medida”S.A. El más bello regalo es poder contar con un amigo dispuesto a servir y entregar sus talentos en favor de sus hermanos. Esa es la medida del Amor sin límite, que sana y libera. Que contempla en sus hermanos la mirada de Jesús misericordioso. Gracias por tu amistad 😇😘

  • Beatriz
    17 mayo, 2018 al 2:38 pm

    Tener amigos es un preciado regalo que debemos considerar como una gran bendición para nuestras vidas y fortalece nuestro crecimiento, unidos por San Agustín que nos acompaña en este camino y especialmente al grupo VoluntAMaMi que es la esencia de compartir sentimientos, energías, convicciones, que tenemos en común y que nos permite crecer en la FE y nos acercan cada día más a Dios. Gracias Amigos Agustinianos.

  • Beatriz
    17 mayo, 2018 al 11:44 am

    He sido grandemente bendecida por el Señor con los amigos que tengo de mi infancia y adolescencia en el colegio agustiniano Santa Rita. Pronto celebraremos los 60 años de su fundación, generación de la que soy parte. Y hoy si Diosasi lo quiere, nos reuniremos. Cada vez que así lo hacemos es un cántico a la amistad.
    Doy gracias infinitas al Señor por su enorme regalo.

  • Rocío
    17 mayo, 2018 al 10:52 am

    Qué grande es el Don de la amistad!!! Doy gracias por compartir fe y vida con tantas personas, sobre todo con el grupo de Voluntamami.
    La relación de amistad y amor que Jesús establece con nosotros nos lleva a crear lazos de amistad y amor a nuestro alrededor.

  • José Luis Miguel
    17 mayo, 2018 al 10:18 am

    Muchas gracias, Natalia y Luz, por vuestros mensajes cargados de cariño y afecto sincero. San Agustín con su espíritu cordial nos acompaña. Damos gracias a Dios por regalarnos a este gran compañero fiel y amigo de los caminos de la fe inquieta. Gracias también a todos amigos agustinianos por compartir experiencias de vida, signos de bendición, y como misioneros digitales y en la vida real. Que María, nuestra Señora Madre del Buen Consejo y del Rocío, nos proteja y acompañe en las calles digitales para que anunciemos a su Hijo Jesucristo con un amor semejante al suyo. Amén.

  • Luz
    17 mayo, 2018 al 12:28 am

    Damos gracias a Dios por el don que son nuestros amigos. En ellos el amor auténtico cobra vida y engendra a su paso esperanza y alegría.

  • Natalia
    16 mayo, 2018 al 7:36 pm

    Día especial para dar gracias por la amistad, no una amistad cualquiera, sino la amistad de los que de alguna manera estamos unidos por San Agustín y queremos aprender de su caminar. Que su legado nos siga ayudando para llegar a Dios y nos fortalezca en el camino. Nadie nos dijo que fuera fácil, tampoco para el lo fue pero merece la pena intentarlo. Bendiciones hermanos agustinianos

Deja tu comentario

*