San Agustín

Decía san Agustín que estamos hechos de una tierra difícil de cultivar.

Comparte

Si le echo un mal abono, no puedo esperar grandes frutos. 

«El cuerpo percibe antes lo que la mente aún no sabe»: neurocientífica explica cómo el organismo esculpe el cerebro. «Decía san Agustín que estamos hechos de una tierra difícil de cultivar.» (Minuto 24:35).

Si estamos agitados, respirar profundamente ayuda a volver a la calma. Si nos mareamos, mejor sentarse para recuperar el centro. Cuerpo y mente viven en un equilibrio no siempre fácil. La buena noticia es que podemos sacar provecho de esa alianza y la ciencia comienza a darnos algunas pistas. Es lo que ha investigado Nazareth Castellano, licenciada en Física Teórica, doctora en Medicina, máster en Matemáticas Aplicadas a la Biología y en Neurociencias. Las conclusiones las cuenta en último libro, ‘Neurociencia del Cuerpo‘ (Editorial Kairós, 2022). Meditar y bailar son algunas de las claves de la ciencia para ser feliz, pero el camino para nuevos descubrimientos no ha hecho más que empezar. «Es el momento de que la ciencia se ocupe de cómo podemos generar bienestar», explica en esta entrevista de Maika Ávila.

Neurociencia del cuerpo. Cómo el organismo esculpe el cerebro.

Nazareth CastellanosKairós – 2022Su web.

La neurociencia vive hoy inmersa en una revolución con fuertes implicaciones clínicas, sociales y personales. El redescubrimiento de la influencia de los órganos del cuerpo sobre el cerebro nos traslada a una visión integral de la percepción.

En este libro, la autora nos acompaña en un viaje a través del cuerpo para descubrir su impacto sobre las neuronas. Este recorrido nos lleva a reconocer que la memoria, la atención, el estado de ánimo o las emociones dependen de cuestiones como la postura corporal y los gestos faciales, la microbiota intestinal y el estómago, así como el complejo patrón de latidos cardíacos y la manera como respiramos. Las evidencias científicas más novedosas y rigurosas se entrelazan en esta obra con la historia de la medicina en Oriente y Occidente. Acercarse al cuerpo para conocer nuestra psicología.

Más info

Nazareth Castellanos: “No hay que invertir tanto en inteligencia artificial, sino en inteligencia natural”.

Nazareth Castellanos es licenciada en Física Teórica y doctora en Neurociencia por la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, y ha pasado más de veinte años investigando la actividad del cerebro en centros universitarios tan prestigiosos como el King’s College de Londres y el Instituto Max Planck de Alemania. En los últimos años, se ha centrado en conocer qué ocurre en el cerebro cuando meditamos, y qué relación existe entre el cerebro y el resto del cuerpo. Los resultados que obtiene en el laboratorio no sólo los publica en revistas científicas, sino que hace una amplia labor de investigación a través de sus redes sociales, conferencias, cursos y también libros como El espejo del cerebro (La Huerta Grande, 2021). Selección de contenido:

Lo que pensamos influye en nuestra materia orgánica, y a la inversa, nuestra alimentación influye en cómo pensamos, incluso en cómo nos comportamos.

Completamente. Decía San Agustín que estamos hechos de una tierra difícil de cultivar. Si le echo un mal abono, no puedo esperar grandes frutos. Hildegarda von Bingen, una médica de la Edad Media que ejercía la medicina de una forma integral, con música y con plantas, señalaba el error de sacrificar el cuerpo, mediante el flagelo, para llegar a la ascensión. Cómo podemos esperar una actitud serena si cultivamos esa tierra con abonos que sólo pueden sacar malas hierbas. Siempre cuento que, cuando vivía en Madrid, por la mañana en el metro veía a la gente desayunando y pensaba, ‘madre mía, esta gente lo va a tener difícil para remontar el día’. Hay sobradas evidencias científicas de la unión del eje intestino-cerebro y de cómo influye en nuestra conducta, en la relación con los demás y en los mecanismos del aprendizaje: por eso es tan importante la alimentación durante el embarazo y la infancia. Eso sí, sin convertirnos en fundamentalistas: como en todo, lo mejor es un equilibrio.

“El uso de las redes tiene aspectos fascinantes: nunca hemos tenido acceso a tanta información y cultura. Creo que lo importante no es sólo controlar cuántas horas dedicamos a usar los aparatos tecnológicos, sino sobre todo, al discernimiento de qué tipo de contenidos miramos”

Nazareth Castellanos.

Fuente: equaltimes.org

Nazareth Castellanos: quién es y las 5 lecciones que hemos aprendido de ella.

La neurocientífica Nazareth Castellanos en ‘Las tres puertas’ TVE.
  • La neurocientífica visita Las tres puertas, el programa de María Casado.

Nazareth Castellanos es neurocientífica, investigadora, conferenciante y formadora, así se define en sus redes sociales. «De las más top», añade María Casado, que esta noche la entrevista en Las tres puertas. Licenciada en Física teórica y doctora en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid, tiene además un Máster en Neurociencia computacional por la Facultad de ingeniería y otro en Anatomía, Histología y Neurociencia, por la Facultad de Medicina de la UAM. Un curriculum brillante, más si tenemos en cuenta su trayectoria profesional. Actualmente es directora de investigación del laboratorio Nirakara y cátedra extraordinaria de Mindfulness y ciencias cognitivas de la Universidad complutense de Madrid. Gracias a su labor divugativa, cada ves sabemos más sobre nuestro cerebro y sobre cómo funciona. 

¿Qué es la neurociencia?

¿Qué es la neurociencia? Se trata de la rama cientítica que estudia el cerebro que ahora abarca mucho más. «Ahora ya no solo estudiamos el cerebro, ahora estudiamos el cuerpo entero: el corazón, el intestino, la respiración…», explica Nazareth Castellanos. Todo está relacionado y esto es lo que la neurocientífica explica en sus ponencias y en sus libros. El último se publicó en septiembre del año pasado y se titula Neurociencia del cuerpo: Cómo el organismo esculpe el cerebro.

En él explica precisamente esta idea de este redescubrimiento de la influencia de los órganos del cuerpo sobre el cerebro, que nos traslada a una visión integral de la percepción. La memoria, la atención, el estado de ánimo o las emociones dependen de cuestiones como la postura corporal y los gestos faciales, la microbiota intestinal y el estómago, así como el complejo patrón de latidos cardíacos y la manera como respiramos. 

5 lecciones de Nazareth Castellanos

1. La alimentación y el cerebro: «Lo que nosotros comemos afecta principalmente a la microbiota, un conjunto de microorganismos, mayormente bacterias, que viven principalmente en el intestino. La famosa microbiota, lo que sucede allí, se comunica en cuestión de segundos con el cerebro». La microbiota afecta sobre todo en los factores de crecimiento neuronal, por eso es muy importante mantener una buena alimentación en la infancia y durante el embarazo. 

2. La respiración y el cerebro: «La respiración es el proceso que nosotros podemos controlar conscientemente, no podemos decirle al estómago que pare», explica Nazareth Castellanos. Esta cambia según nuestro estado de ánimo, si estamos nervisos, tranquilos… La respiración ayuda a corregir ciertos estados y, con la ayuda de la meditación, puede tener mucho efecto en nuestro cerebro. «La meditación es la atención al momento presente, a contemplarte a ti mismo. Eso lo podemos hacer todos», asegura. 

3. ¿Cómo mantener el cerebro joven?: «Ejercicio físico», responde Nazareth Castellanos. Lo que más evidencia científica tiene hasta el momento para la prevención del alzhéimer es el ejercicio físico. Para que las neuronas tengan ramas que reciban la información y raíces que sean robustas para enviar dicha información, es importante hacer deportes, sobre todo de cardio, pero también de fuerza. 

4. La curiosidad y el sistema inmune: «La curiosidad ayuda al sistema inmune, al sistema cardiovascular. La reflexión, el preguntarte… «, explica Nazareth Castellanos. 

5. La postura y el cerebro: «La propiocepción es el sentido de cómo está tu postura», asegura la neurocientífica. Si nos quedamos sentados, agachados, con la espalda curvada y mirando hacia abajo, nuestro cerebro interpreta que estamos mal y, de esta manera, perdemos capacidad de memoria y aumental y sesgo negativo. Esto también afecta a cómo nos perciben los demás. La parte del cuerpo más importante para el cerebro es nuestro rostro, por eso si queremos cambiar de actitud lo primero que tenemos que hacer es cambiar nuestro gesto. 

Fuente: rtve.es – 8/3/2023

Entrada relacionada en esta web

Conoce tu cuerpo, conoce tu cerebro. Nazareth Castellanos, neurocientífica.

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
XIX Marcha Mariana del sur 2018. 20 octubre.
El Convento agustino de San Agustín de Sevilla, siglo XIII, será convertido en hotel.
Procesión con San Agustín en el Colegio San Agustín de Sevilla. 16 noviembre.

Deja tu comentario

*