Tiempo Ordinario

Constantes. Domingo XVII del T.O. Ciclo C.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía Parroquial.

Constantes

La invitación que nos hace el Evangelio a orar, a través del Padre Nuestro, nos anima a acercarnos al Corazón del Padre, que nos regala su amor y siempre está disponible para lo que necesitemos.

La insistencia en la oración es importante. Igual que insiste el que necesita algo en una urgencia, así también nosotros hemos de practicar la constancia. Ser constantes en nuestras relaciones con Dios, porque Él siempre nos espera y nos cuida. Démosle el alegrón de cuidar nuestra oración, nuestro contacto con Él, de manera íntima, como se trata a un amigo nos enseña Teresa de Jesús.

Fuente: Revista 21. Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Aprendiendo

Casi sin darnos cuenta, vamos llenando nuestra vida de cosas, actividad, preocupaciones y evasiones. Siempre hay otra cosa más importante que hacer, algo más urgente. Muchas veces es necesario parar, masticar todo aquello que vivimos. Revisar nuestra vida, nuestros pasos, las relaciones, la confianza, el agradecimiento, por donde seguir caminando… Necesitamos situar las cosas en sus verdaderas dimensiones y dar a nuestra vida su verdadero sentido. Si no encuentras espacio para la oración, siente que Dios está en todos tus espacios. Descubre ahí a Dios como Padre, descubre el deseo de un mundo diferente descubriendo en medio de todos la confianza y el compromiso.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
29º Domingo del T.O.: Una escalera para rescatar y servir.
Siembra nuestra tierra.
25º Domingo del Tiempo Ordinario: Descarga gratis la app del cristiano.

Deja tu comentario

*