Catequesis

«Catequizis» para padres y madres de niños en Iniciación Cristiana. J.M. Cotelo.

Comparte

Invitación amable a re-encontrarse con Jesús.

Dentro de la serie de CateQUIZis que Juan Manuel Cotelo está ofreciendo día a día durante el confinamiento (un impagable servicio a los niños de Primera Comunión, privados de sus catequistas), comienza una pequeña serie de capítulos para los padres: también ellos necesitan ser formados en la fe y en el sacramento que van a recibir sus hijos. Pincha aquí para ver la serie completa, que suma ya 34 capítulos. Y también pincha aquí para ayudar económicamente a la Fundación Infinito+1, para que pueda continuar llevando a cabo este y otros proyectos.

Especial Padres 1. Catequizis 34: Dios, a nuestro servicio.

El rasgo principal de Dios es la ternura. Podemos llamarle «papi». Así nos lo presenta Jesús.

Especial Padres 2. Catequizis 35: Jesús, ¿qué tiene que ver conmigo?

La pregunta crucial de nuestra vida es qué quiere Dios que hagamos. ¿Y si se lo preguntamos a Él?

Especial Padres 3. Catequizis 36: Jesús en casa de pecadores.

La Iglesia no es una agrupación de gente perfecta, sino que Jesús se ha casado con nosotros, precisamente por ser pecadores.

Especial Padres 4. Catequizis 37: Dios, ¿culpable o inocente?

Descubramos qué papel juega Jesucristo en nuestros sufrimientos. ¿Sigue haciendo milagros? ¿O son un recuerdo del pasado? Una invitación a volver a creer en su amor, con humildad.

Especial Padres 5. Catequizis 38: ¿Qué significa Ite missa est?

Todos los cristianos hemos recibido una misión:» id por todo el mundo y anunciad la buena noticia». ¡Todos somos misioneros!

Enlace para ver más videos, para niños y para padres, de Catequizis.

«Catequizis». Catequesis fácil para tiempos difíciles, recursos extraordinarios para padres y maestros.

Juan Manuel Cotelo es un caso serio. Un hombre con una inventiva genial y una creatividad siempre fresca, que además tiene la capacidad de reinventarse con recursos sencillos pero a la vez extraordinariamente eficaces para llegar a un público cada vez más amplio.

Su creatividad parece no tener límite, y su capacidad de trabajo hace que esté llegando a lugares insospechados, y a públicos que habitualmente no «consumirían» catecismo si no fuera presentado con la frescura y la inventiva con la que lo hace Cotelo.

Con motivo de la pandemia que estamos atravesando, Juan Manuel Cotelo decidió hacer una serie de videos para YouTube, en los que propone temas de catequesis para los niños que se preparan para la Primera Comunión, y como es frecuente en el contenido que presenta Juan Manuel, el resultado es ¡extraordinario!

Una forma distinta para hacer catequesis

En la presentación del canal, dice «¡Os presentamos Catequizis, un juego para niños, niñas, papás y mamás! Vais a disfrutar, aprender y rezar juntos» y el mecanismo consiste en presentar 40 pequeñas catequesis, con un formato muy simpático y hasta humorístico.

Las catequesis no solo sirven para los niños: nos sirven a los que como padres o catequistas tenemos que transmitir el amor a Dios a quienes de nosotros dependen para que esa enseñanza llegue a destino. Y no solo eso, estas catequesis también nos pueden servir a nosotros para reforzar nuestra propia fe, ya que con palabras sencillas e imágenes humorísticas, Juan Manuel nos lleva de la mano a una fe auténtica pero al mismo tiempo sencilla.

Para que te hagas una idea de lo que hace te compartimos este video llamado «Nuestra Madre del cielo», ideal para este mes de mayo en el que Ella es la protagonista.

Catequesis fácil para tiempos difíciles

La sensibilidad y la perspicacia de Juan Manuel han sabido descubrir una necesidad real: los niños que se preparan para recibir a Jesús Eucaristía en su Primera Comunión, no pueden este año recibir las catequesis como acostumbraban.

Necesitaban un medio nuevo, que al mismo tiempo fuera accesible para todo el mundo, para transmitir la fe y que al mismo tiempo sirviera para que la familia se involucre en la enseñanza de la catequesis. Y Juan Manuel, con enorme generosidad y originalidad descubrió un medio increíble, que estaba al alcance de todos: YouTube.

Eligió un modo de transmisión de la catequesis donde sí o sí, los principales actores de esta catequesis son los niños: en cada video, en cada una de las 40 catequesis sugiere una tarea o una actividad que involucra a toda la familia.

Acercarnos a la fe con mirada de niño

Muchas veces nos perdemos en grandes disquisiciones teológicas, y pensamos que «sabemos mucho» de Dios. Nos inflamos de orgullo y soberbia precisamente de aquello que debería ser nuestra mayor fuente de humildad. Y Juan Manuel, con esta serie de videos nos vuelve a lo que realmente somos: unos niños que no comprenden nada frente al Dios Infinito.

¡Qué gran regalo poder volver a vivir la catequesis con la inocencia de un niño! Con la mirada de aquel que se sabe necesitado y busca ayuda en su Padre del Cielo, en su Madre Santísima. Estas catequesis nos pueden ayudar a hacer realidad aquello que dijo Nuestro Señor: «Les aseguro que si no se hacen como estos niños, no entrarán en el Reino de los Cielos».

Saber llegar a un público que nos quiera escuchar

Los que somos papás, muchas veces hemos llenado a nuestros hijos de actividades y diversiones innecesarias, y al querer hablar con nuestros hijos sobre la fe, nos hemos encontrado con que están cansados luego de las clases de inglés, ajedrez, cocina, esgrima, equitación y corte y confección.

Los videos de Cotelo tienen varias virtudes: son cortos y sencillos, y son extraordinariamente ágiles y divertidos. A partir de estos videos podemos ver cómo enseñar a nuestros niños a acercarse a la fe. No hace falta explicar las procesiones de la Santísima Trinidad en lenguaje filosófico: basta con enseñar a los chicos a rezar hablando con Mamá María como lo que es realmente: ¡Una mamá!

Con el uso del humor tan característico de Cotelo y con un lenguaje sencillo y ameno podemos ir transmitiendo las verdades de nuestra fe a los niños con sencillez y alegría. ¡No creo que haya catequesis más efectiva que esta!

Poner nuestros talentos al servicio de Dios

Considero a Juan Manuel Cotelo un gran cineasta: tiene algunas obras extraordinarias, y está marcando un antes y un después con respecto al cine católico. Mucha gente que tenía algunas ideas sueltas puede ahora ir por el paso seguro donde Cotelo demostró que se puede hacer cine de calidad con temática católica.

Seguramente Cotelo tiene muchas y variadas tareas que le ocupan todo el día. Y sin embargo, ha hecho un alto de 40 días en su rutina probablemente cargada de actividades para ponerse al servicio de los más pequeños en un acto de generosidad que merece también una profunda admiración, pero también mucha imitación.

¡Pongamos los talentos que Dios nos dio a su santo servicio! ¡El que sepa escribir, que escriba, el que sepa hablar, que hable, el que sepa filmar, que filme! ¡Dios no se deja ganar en generosidad! Si somos generosos con los talentos que Él nos dio, nos dará el ciento por uno en esta tierra!

Que la catequesis vuelva a ser un tema familiar

Si has leído mis humildes reflexiones en esta generosa página que recibe mis artículos hace tiempo, sabrás que «mi tema» principal es el matrimonio y la familia. Y la catequesis, salvo algunas excepciones debería ser una cuestión familiar: los hijos aprenden a amar viendo a sus padres amarse, y aprenden a amar a Dios viendo a sus padres amar a Dios.

La catequesis parroquial y escolar ayuda a «poner un poco de orden» en esos conocimientos, y a asegurarse que los niños tengan cabal comprensión de lo que van a recibir. La Iglesia es también madre y maestra, pero nadie puede reemplazar a los padres en la transmisión de la catequesis.

La catequesis que recibirán de sus catequistas será importante, no lo niego, pero necesitamos tener conciencia de que nuestros hijos quieren ver a sus padres de la tierra amar a su Padre del cielo para poder crecer en la fe. Y esta serie de videos, como dije, es una extraordinaria oportunidad.

Nuestros hijos nos catequizan

Esta tarea es un «ida y vuelta» constante. Cuando comenzamos a enseñarle las oraciones cotidianas a nuestros hijos, no había día en el que ellos mismos no nos recordaran que debíamos hacer las nuestras en la mañana o en la noche.

Cuando nos sentábamos todos juntos a la mesa a comer, ellos dirigían la bendición de los alimentos. Luego crecieron y comenzaron a llegar a distintos horarios a la mesa, pero cada uno bendecía los alimentos. Una vez les dijimos «no, ya hicimos la bendición nosotros», y el más pequeño, que en ese momento tendría alrededor de siete años dijo: «no importa: recemos por los que no rezan al sentarse a la mesa».

Así, nuestros hijos muchas veces nos enseñan verdades que nosotros «olvidamos» porque crecimos y perdimos esa cercanía con Dios que se llama inocencia.

Una gran oportunidad

Te invito a que veas las «Catequizi»s de Juan Manuel Cotelo si tienes hijos o eres catequista, para tomar ideas y poder enseñar la fe con una mirada fresca y original. Y tanto si los tienes como si no los tienes, para renovar tu propia fe, para volver a mirar al cielo como lo que somos: unos pobres niños que necesitan el amor de su Padre.

Fuente: Catholic-lik.

Entrada relacionada

Cotelo: «La mayoría de los niños desean recibir a Jesús toda la vida, pero sus padres se lo impiden».

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Francisco reflexiona sobre los últimos mensajes de Jesús durante la Pasión.
Red de Catequistas Alegres Mensajeros en Huelva (RedCAM). Tejiendo redes.
Nuestra raíz es Jesús, nutrirnos de Él en la Eucaristía

Deja tu comentario

*