Jóvenes

Catequesis y jóvenes hoy

Comparte

Joven… ¡No temas!

ISCA. En sintonía con el Encuentro Nacional de Jóvenes #ENJ2018 que se realizará este mes de Mayo, en la localidad de Rosario (Argentina), y con el Sínodo de Jóvenes #synod2018 que convocó el Papa Francisco para el mes de octubre en Roma, el ISCA (Instituto Superior de Catequesis Argentino) anima a pensar juntos algunas pistas vinculadas a la catequesis y los jóvenes hoy. Proponen algunas palabras y un pensamiento que pueda ir orientando la reflexión y el quehacer de la catequesis con los jóvenes. 

El ISCA quiere unirse a este tiempo que como Iglesia buscamos ser más fieles al llamado de Jesús que no quiere discípulos que solo sepan repetir fórmulas aprendidas de memoria, sino testigos, personas que difundan esperanza con su modo de acoger, de sonreír y, sobre todo, de amar.

Y vosotros jóvenes, ¿qué miedos tenéis? ¿Qué es lo que más os preocupa en el fondo? En muchos de vosotros existe un miedo de «fondo» que es el de no ser amados, queridos, de no ser aceptados por lo que sois. Hoy en día, muchos jóvenes se sienten obligados a mostrarse distintos de lo que son en realidad, para intentar adecuarse a estándares a menudo artificiales e inalcanzables. Hacen continuos «retoques fotográficos» de su imagen, escondiéndose detrás de máscaras y falsas identidades, hasta casi convertirse ellos mismos en un «fake». Muchos están obsesionados con recibir el mayor número posible de «me gusta». Y este sentido de inadecuación produce muchos temores e incertidumbres. Otros tienen miedo a no ser capaces de encontrar una seguridad afectiva y quedarse solos. Frente a la precariedad del trabajo, muchos tienen miedo a no poder alcanzar una situación profesional satisfactoria, a no ver cumplidos sus sueños. Se trata de temores que están presentes hoy en muchos jóvenes, tanto creyentes como no creyentes. E incluso aquellos que han abrazado el don de la fe y buscan seriamente su vocación tampoco están exentos de temores. (Carta del Papa Francisco a los jóvenes).

Este material y muchos mas los encontrarás en la nueva sección del ISCA.

Catequesis y jóvenes hoy. Resonancias de un catequista del 2018

Cuando la Hermana Andrea me pidió algunas líneas para seguir pensando la catequesis con  jóvenes lo primero que pensé fue:  ¿Quiénes son estos jóvenes?

Hoy es imposible hablar -como quizás en otras épocas- de “un” joven, o de “un” adolescente. En general, en nuestra Iglesia hemos estereotipado al joven en el adolescente o joven de clase media. Aquel que encontrábamos en los colegios católicos, aún cuando estos jóvenes no se definieran desde una opción clara por la Fe ni mucho menos aún por una clara pertenencia eclesial. Aquellos que frecuentaban algún espacio de pastoral de juventud más o menos sistemático o estructurado en las parroquias, capillas y/o movimientos. Hoy, ese joven “no existe más” o es una especie de animal en extinción que responde a una especie de fachada construida de, por y para los adultos que nos relacionamos con ellos en espacios educativos-sociales y/o pastorales. Y esta crisis-ruptura es una gracia, un kairós, un tiempo de la gracia para que nos animemos a caminar con ellos como Jesús rumbo a Emaús y aceptar sus vidas “como vienen” (así lo expresan quienes en los Hogares de Cristo trabajan con los jóvenes en las periferias existenciales que señalan el horizonte pastoral que nos propone Francisco).

Si queremos abrir el corazón de catequista y discípulo misionero a los jóvenes, tenemos que pensar en múltiples jóvenes: diversos, cambiantes, “mutantes” como dice el Hermano Ariel Fresia. El Señor nos llama a una catequesis “en salida” y, los jóvenes en particular, a una catequesis itinerante, en movimiento, que sabe desinstalarse de certezas especialmente en tomarlos como simples destinatarios de nuestro anuncio. Por eso han elegido como lema del II Encuentro Nacional de Juventud, este mes en Rosario “Con vos renovamos la historia”. Pensemos que fueron 13 jóvenes quienes se animaron a transformar la historia siendo continuidad y ruptura con la Fe de sus padres.

No dejen de mirar lo que los jóvenes hablaron con Francisco en el pre-sínodo de marzo pasado. http://www.synod2018.va

¿Qué anuncio? ¿Qué catequesis?

El kerigma, ofrecerles la alegría del Evangelio que parece ser el gran anuncio. Jesús no te quita nada, les dice a los jóvenes Francisco, te da todo. Una alegría sin fin que brota de la gratuidad de un Dios que nos amó primero sin juzgarnos o pedirnos requisito alguno para hacerlo sin medida y para siempre en Su Misterio Pascual.

Recorramos las distintas formas de anuncio que nos propone Francisco en Evangelii Gaudium (nº 1, 112, 121,128 y 164 especialmente) y, ahora más reciente en Gaudete et exsultate (nº 1, 11).

Un anuncio que no vaya “primero” con las exigencias del amor sino que permita el encuentro con el Amor que no se deja ganar en generosidad. Allí brotará también la respuesta del joven. Ofrecerle nuestra compañía (Si quieres, te acompaño en el camino, dice Eduardo Meana) y en la charla del camino dejar que brote la vida y sus preguntas, sus búsquedas, sus dudas y cuestionamientos. Dejar que el Espíritu nos guíe y que el encuentro vivido por nosotros como catequistas se haga experiencia-anuncio de aquello que “hemos visto y oído” y… más adelante, cuando el encuentro con Jesús sea una realidad para ellos ir desgranando la catequesis que permita poner palabras a la Fe.

Estas son mis preocupaciones hoy en este binomio: Catequesis y jóvenes.

Cristian Saint Germain
Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
San Francisco de Asís. Evangelio vivo, fundador y joven testigo. 4 octubre.
Jóvenes de la diócesis de Huelva peregrinan a Taizé. Contigo Camino.
Sínodo de los Obispos sobre los Jóvenes: es esto lo que dice el Documento Final.

Deja tu comentario

*