Tiempo Ordinario

Bienaventurados porque sois de Dios. VI Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía en Casa y en la Parroquia.

Bienaventurados porque sois de Dios. VI Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C

Lc 6,17.20-26. En el Evangelio Jesús nos habla de ser “dichosos, felices”, los que son pobres, los que tienen hambre, a los que les insultan. Hay que estar un poco loco para fiarse de la Palabra de Jesús. Si Él de verdad es nuestro amigo, no importa lo que pase en la vida, que todo irá bien, por eso somos felices, porque Jesús es de verdad el que nos ayuda, el que nos sostiene. Jesús es como un puente, que nos ayuda a pasar de un lado al otro, a esquivar las dificultades y, sobre todo, con Él, siempre seremos felices.

¿Para qué quiere alguien muchas cosas si siempre está solo y no tiene amigos? Además, no podemos quererlo todo para nosotros, mientras hay personas muriendo de hambre en el mundo. ¡Ay, de los que no se fían de estas cosas del Señor! ¡Ay, de los ricos y saciados! Podríamos decir también de los ricos y “asociados”, de los que piensan que se es feliz con el tener.

Hoy Jesús llama bienaventurados a los que dejan en su vida un hueco para que crezca Dios. Es nuestra decisión: ¿Dar la espalda o acoger a Jesús?

Fuente: Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Evangelio en la pared – 6º Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C

Lc 6,17-26. Jesús bajó del monte. Desde arriba nadie puede servir. A mucha gente les propuso las bienaventuranzas. Dios quiere que el hombre viva. El anuncio de Jesús es bendición para los sencillos que se abren al Dios de la Vida y de la Justicia; es advertencia amenazante para los que manipulan, pisan y desprecian a las personas sean de la condición social, religiosa o cultural que sean. Bienaventurados, alegres y llenos de sentido seremos si de verdad buscamos el bien de las personas, la entrega de los unos con los otros, el amor para todos. Que nuestra casa no huela a cerrado. Elegir de entre todas las seguridades las que Jesús nos enseña: humildad, pobreza, sencillez, entrega. Dejémonos pintar por él.

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

Este domingo: Colecta de Manos Unidas contra el hambre

Nuestra indiferencia los condena al olvido. Manos Unidas. Campaña 63. 13-2-2022

 370 visualizaciones totales,  4 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Si te hace daño, desconéctate. XXVI Domingo del T. Ordinario. Ciclo B.
33º Domingo del T.O.: Jesús llama a tu puerta.
Santísima Trinidad: una Comunidad de Amor con forma de paloma. – Ciclo B.

Deja tu comentario

*