Adviento-Navidad

Adviento: tiempo de espera, conversión y esperanza. Tiempo de retiros y EE.EE.

Comparte

Ven, Señor, Jesús.

El domingo, día 1 de diciembre de 2019, comienzó un nuevo año litúrgico con el inicio del Adviento, un tiempo de espera, de conversión y de esperanza. Este tiempo litúrgico, que nos llevará hasta el 24 de diciembre, es el anuncio de la venida del Salvador: «Ven, Señor Jesús«.

El tiempo de Adviento

El tiempo de Adviento tiene dos características: es a la vez un tiempo de preparación a las solemnidades de Navidad en que se conmemora la primera Venida del Hijo de Dios entre los hombres, y un tiempo en el cual, mediante esta celebración, el ánimo se dirige a esperar la segunda Venida de Cristo al fin de los tiempos. Por estos dos motivos, el Adviento se presenta como un tiempo de piadosa y alegre esperanza.

El tiempo de Adviento comienza con las primeras vísperas del domingo que cae el 30 de noviembre, o más próximo a ese día, y concluye antes de las primeras vísperas de Navidad.

Los domingos de este tiempo se llaman: primer, segundo, tercer y cuarto domingo de Adviento.

Las ferias del 17 al 24 de diciembre, inclusive, se ordenan más directamente a la preparación de la Navidad.

(PABLO VI. Carta Apostólica Mysterii Paschalis, en forma de Motu proprio, por la que se aprueban las normas universales sobre el año litúrgico y el nuevo calendario romano general , 14 de febrero de 1969 / El tiempo de Adviento. Título II. -V. del 39 al 42-)

Más info

> Carta Apostólica El hermoso signo del pesebre del Santo Padre Francisco sobre el significado y el valor del Belén

Adviento: la gozosa esperanza y la vigilancia
Luis García Gutiérrez, director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia

Origen, lugares, símbolos y personajes del Adviento
Jesús de las Heras Muela

> Calendario litúrgico-pastoral: Introducción al tiempo de Adviento

Comentarios a las lecturas de los domingos y festivos de Adviento 

Libros de la BAC para el tiempo de Adviento

Fuente:Conferencia Episcopal Española.

Oración especial de Adviento para mantener un espíritu de silencio y paz

Señor Jesús, Maestro de la luz y de la oscuridad, envía tu Espíritu Santo sobre nuestras preparaciones para la Navidad.

Nosotros, que tenemos tanto que hacer, buscamos espacios de calma donde escuchar tu voz cada día.

Nosotros, que nos inquietamos por tantas cosas, ansiamos tu venida entre nosotros.

Nosotros, bendecidos de tantas formas, anhelamos la felicidad completa de tu reino.

Nosotros, cuyos corazones son pesados, buscamos la dicha de tu presencia.

Nosotros somos tu pueblo, que anda en tinieblas pero busca la luz.

A ti te decimos: “¡Ven, Señor Jesús!”

Entradas relacionadas

Catequista prepárate este Adviento para la Navidad con estos retiros.

¿Viviste alguna vez la experiencia de ‘Ejercicios Espirituales’? Hazte este regalo.

Ejercicios Espirituales: encuentro con uno mismo y con Dios en comunidad.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Adviento: Tiempo de gestación de la vida. Una maravillosa aventura.
Caminar hacia la NaVIDAd, nos lleva a encontrar la VIDA. Recursos Adviento 2019
Jesús es la Palabra. Segundo Domingo de Navidad.
1 comentario
  • Ana Muñoz
    9 diciembre, 2019 al 12:04 pm

    Que en este tiempo de Adviento, tiempo de espera sepamos preparar nuestros corazones y le hagamos un hueco central para que sea llenado por ese hermoso bebé que está a punto de nacer.

Deja tu comentario

*