Tiempo Ordinario

23º Domingo del Tiempo Ordinario: Ante el dolor, effetá.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía Parroquial.

Revista 21. Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Ante el dolor, effetá.

Ante el dolor del mundo: ¡Effetá! ¡Abre los oídos, la mente, el corazón! Deja que Jesús te desconecte de lo que no hace oír los clamores de la humanidad.

Ante la soledad del mundo: ¡Effetá!

Ante el sufrimiento de los pobres: ¡Effetá!

Ante la situación de migrantes, refugiados y desplazados: ¡Effetá!

Ante la pasión de tantas madres y huérfanos: ¡Effetá!

Ante el silencio de los descartados: ¡Effetá!

Ante la violencia y el silencio de los sin voz: ¡Effetá!

Ante las músicas que despistan, conecta con Jesús y… entonces: ¡Effetá!

Ante la escucha de la Palabra: ¡Effetá!

Escuchar para proclamar – 23º Domingo Tiempo Ordinario, Ciclo B.

¿Es posible una vida cristiana sin escuchar en nuestro corazón lo que Dios quiere de nosotros? El discípulo es el que escucha la Palabra de Dios para ponerse en camino conforme a lo que Él le pide en cada momento.

 160 visualizaciones totales,  1 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Ser «todos hermanos», regalo de Jesús para tener Vida. 30º Domingo T.O.-A.
El Corazón de Jesús para los sencillos. 14º Domingo T.O.-A.
Cristo Rey del Universo. Alabar, hacer reverencia y servir a Jesús mi Rey. 

Deja tu comentario

*